Amor eterno al kimono

December 16, 2016

 

Exotismo ancestral, profusión ornamental, extravagancia cromática, exquisitez y nobleza. Hablamos de una prenda legendaria, de esas que van cargadas de historia en cada milímetro de tela y en cada uno de sus pliegues, de esas que representan la esencia de Amores Eternos: el kimono. 

Manteniendo su eterno idilio con la moda, hoy compone looks nostálgicos con esa apariencia de elegante decadencia que coquetea al mismo tiempo con el glam y lo convierten en la pièce de résistance de cualquier

armario.

Pocas son las prendas que pueden alardear de atesorar tantos años entre sus costuras. La palabra kimono quiere decir, literalmente, “llevar” (ki) “cosa” (mono) y  su principio básico es que todos sus componentes tengan forma rectangular y estén unidos a lo largo de líneas rectas, esto era lo que permitía que los kimonos fueran descosidos, lavados y compuestos una y otra vez, manteniendo así la forma de cada una de sus partes -mientras que al lavar el kimono de seda entero se deformaría y perdería su belleza-.

 

La libertad de movimientos y la elegante sencillez del kimono conquistaron al “Sultan of Mode” Paul Poiret, padre del Orientalismo a principios del siglo XX que se inspiró en el kimono y sus formas para el diseño de su famoso abrigo kimono en 1903 que perduraría como uno de los grandes iconos de la historia de la moda.

 

 

Ante su elegancia han caído rendidas musas de épocas pasadas como Brigitte Bardot, Loulou de la Falaise o Jane Birkin, que sublimaban sus apariciones con sus kimonos ondeando al viento. Su sofisticación oriental ha sido también fuente recurrente de inspiración para diseñadores como Balmain o Marc Jacobs -quienes los han incluido en sus colecciones más recientes-. Sin olvidar las múltiples ocasiones en las que los kimonos han sido capaces de hacer sombra a impresionantes vestidos de sirena acompañando a las divas del glamour para sus apariciones en las alfombra roja.

La quintaesencia de la sastrería oriental es capaz de adoptar infinitas dimensiones y formas aderezando y coronando looks que cautivan sin miramientos, su versatilidad es tal, que son capaces de adaptarse al momento presente sin renegar de su herencia y siempre haciendo gala de esa obsesión por el detalle, de ese diseño impoluto, de ese pulcritud en el bordado que convierte cada kimono en una reinterpretación preciosista.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El blog www.cadadiaesdomingo"nos dedica un artículo que nos ha emocionado y nos ha hecho soltar unas lagrimitas.....

April 26, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes